Antes de subir el primer peldaño de la escalera, comprueba la esquina en la que se encuentra. Lo ideal es que sea un ángulo de 75 grados. Podrás comprobarlo de manera muy sencilla colocando la punta de tus zapatos contra las patas de la escalera y seguidamente estirar los brazos hacia adelante. Si puedes agarrar la escalera fácilmente, entonces todo está correcto. Al mismo tiempo, asegúrate de que los peldaños de la escalera se encuentren de manera horizontal.

Cómo puedes colocar tu escalera de manera óptima.

La base es por lo menos igual de importante. Ésta ha de ser plana y sólida. A fin de cuentas, no querrás que la escalera se hunda o se desplace. Tampoco coloques la escalera sobre repisas sueltas, cajas o arena. También puedes colocar tu escalera sobre una base más estable, como por ejemplo las baldosas de la calle o una estera para escaleras.

Cómo puedes colocar tu escalera de manera óptima.

Por tanto, antes de empezar a subir, tómate tu tiempo para realizar los preparativos necesarios. De esta forma podrás mantenerte firme y seguro.

How-to video